sábado, 29 de diciembre de 2012

Capítulo 13

¡Ueeeeee! Terminé de escribir el capítulo 13. Sé que he tardado demasiado, y lo reconozco porque es verdad. Tengo deberes también en Navidad, los profesores se creen que nos gusta trabajar -.- Pero para que no me matéis, tengo una sorpresita...: ¡el capítulo 14 ya casi lo he terminado! Lo subiré dentro de poco, así que esperadlo con ansia. Un saludo :)


Caleb corre lo más deprisa que puede por llegar a mi lado.
-¿Estás bien? -me pregunta, preocupado.
-Sí, gracias a ti.
-Ya sabes que no estoy aquí por diversión. He venido por ti, para protegerte...
Le doy un rápido beso, dándole de nuevo las gracias, y miro a mi alrededor. Veo que no queda nadie vivo en la Cornucopia salvo nosotros, y Robin, Tyne, Angie, Thomas, Caleb y yo nos reunimos.
-¿Está alguien herido? -pregunta Tyne.
-No, todos parecemos estar bien -contesta Caleb.
-Mejor -comenta Thomas-. Este será el plan: cogemos todas las armas y mochilas que podamos y nos adentramos en el bosque en busca de gente a la que matar. Cuando caiga la noche volveremos aquí para acampar. Pienso que no hace falta que nadie se quede para vigilar los suministros, nadie se atreverá a volver aquí. No ha quedado mucha gente viva.
-Tienes razón -dice Robin.
-Entonces, ¿estáis todos de acuerdo? -pregunta Thomas de nuevo.
-Sí -respondemos al unísono.
Nos dirigimos a la Cornucopia y inspecciono todo lo que queda. Me cruzo el arco que cogí antes en la espalda, me coloco el carcaj en el hombro y encima del arco me cuelgo una mochila, que bastante grande y de color negro. Cojo otro carcaj, que me cuelgo en el otro hombro, y un arco de repuesto, que llevo en la mano. Agarro tres cuchillos y me los guardo en el cinturón, por si acaso. Creo que ya voy bastante armada, así que vuelvo al lado de Caleb. Él lleva dos hachas en el cinturón y otra en la mano. Miro a los demás y veo que Tyne lleva todo el interior de la chaqueta forrada de cuchillos, y una mochila; Thomas tiene dos látigos en el cinturón y otro en la mano, y una mochila; Angie lleva dos cuchillos en el cinturón y dos mochilas; y Robin lleva una espada en el cinturón y una lanza en la mano, y una mochila.
Cuando todos estamos preparados, nos adentramos en el bosque. Está todo muy tranquilo, sólo se oye el canto de los pájaros y el sonido de nuestras pisadas. Son muy ruidosos, cómo se nota que no están acostumbrados a ir por el bosque. Yo y Caleb, en cambio, nos pasamos los siete meses de entrenamiento en el bosque con mi madre, aprendiendo cómo conseguir comida, refugio y andar para que las presas no te oigan ni capten tu olor.
Miro a mi alrededor y cierro los ojo. El sol que se filtra por las hojas de los árboles me calienta las mejillas. En ese instante, oigo el correr del agua. Proviene de la derecha, y mis aliados se dirigen a la izquierda.
-Chicos, parad -les digo.
Vuelvo a callar y como antes, escucho el agua caer.
-¿Qué pasa? -pregunta Angie.
-¿No lo oís? El agua.
-¿Qué? -dice Robin. Todos se callan y prestan atención.
-Yo no oigo nada -responde Tyne.
-Yo sí, a la derecha -comenta Thomas.
-Bueno, si vosotros lo oís, vamos hacia allí -finaliza Caleb.
Atravesamos una barrera de árboles, que parecen ser pinos. Este lugar me recuerda al chico que tengo detrás mía guardándome las espaldas, que nació allí. Me giró y le veo respirar muy fuerte, supongo que echará de menos este olor tan familiar a su hogar. Cuando ve que le miro, me sonríe muy dulcemente. Yo le caricio la mano, y seguimos adelante. Entonces llegamos, a un río que fluye colina abajo. Si hubiéramos ido hacia la derecha habríamos acabado allí abajo, en el lago, así que hubiera dado igual el camino que tomar. Meto las manos en la corriente y me lavo la cara. Todos hacen lo mismo, y Tyne propone descansar. Al lado hay unas rocas, así que decido sentarme allí. Estoy bastante cansada, y eso que no llevamos mucho tiempo andando.
-¿Cómo estás? -me pregunta Caleb, sentándose a mi lado.
-Bueno, cansada. ¿Y tú?
-Con ganas de acabar con esto de una vez.
Apoyo mi cabeza en su hombro y él descansa la suya sobre la mía. Le cojo de la mano y me la llevo a los labios.
-Te quiero -me dice.
Acerco mis labios a los suyos y justo en ese momento, Robin dice:
-Bueno, ¿nos vamos?
Suelto una carcajada y Caleb sonríe. Le amo, no podría vivir en esta vida sin sus caricias, sin su voz, sin sus besos.. sin él. Aunque creo que amarle es una palabra que se queda corta para expresar lo que siento por él, porque es como si  fuésemos una misma persona, respiramos al mismo tiempo, reímos al mismo tiempo.
Si no muero aquí, en la Arena, lo haré en el Distrito 12. ¿Cómo voy a poder vivir con este pesar? No lo sé. Lo único que tengo claro es que él es el único que ocupa mi corazón y que cuando ya no esté, me sentiré tan vacía... Y justo cuando pienso esto, veo cómo los pinos empiezan a moverse. Las rodillas me fallan e intento agarrarme a uno, pero no paran de moverse. Oigo un grito desgarrador, y entonces me doy cuenta de que la que emitía el sonido extraño era yo. Caleb se gira y antes de que me caiga completamente al suelo, me recoje con sus brazos. Lo último que veo antes de que los ojos se me cierren es a Caleb pidiéndome que me quede con él. Le rozo los labios con las yemas de los dedos, y entro en un profundo sueño donde corro por un campo con millones de dientes de león.

6 comentarios:

  1. Ohhhhhhh :3.... ¡¡QUE COÑO LE HA PASAU!!
    Revive, ¡que revivas! ¡¡Despierta que no es hora de dormir niña!!
    ¡Uyy... el 14 llega!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha desmayado, ¡no se va a morir!
      Jajajaja, sí, ahora tengo que buscar momentos en los que poder conectarme :/
      Nos leemos pronto Sandra <3

      Eliminar
  2. Q ue le ha pasadooo! Que le ha pasadoo?!?!
    Nada malo esperoo :/
    Necesiitoo el 14 yaa! Aunq te entiendo yo tampoco tengo mucho tiempo libre entre q estoy de viaje y oos deberes...
    Buenoo, jajajja seguro q sacamos algo de tiempo para escribir ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha desmayado, jajajaja ^^
      Sí, es que putos profesores -.- ¡Odio tener deberes cuando es fiesta!
      Nos leemos pronto Clove <3

      Eliminar
  3. Hola, ceilo! He tenido todo mi tiempo para leerte hasta este capítulo, y realmente es una historia muy entretenida y me encanta!
    Como me habías dicho en mi blog, te afilio. Me afilias?
    Para tu informacion te afiliare en afiliados 3 que esta en la parte de abajo del blog, lo digo por que algunos no lo miran y se piensan que no les he afiliado!
    http://macherieladyartiste.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Lucia! ^^
      Sí, ya estás afiliada.
      Vale, gracias de nuevo :)
      Un beso <3

      Eliminar

Hola, lectores :) Os agradezco que comentéis en cada capítulo, porque vuestras palabras son las que me dan ánimos a seguir cada día escribiendo. Gracias a todos los que comentáis, ¡sois geniales! Besos de vuestra autora,
Noelia Mellark. ‹з